CULTIVAR CON LED

Ventajas del cultivo interior con LED

El cultivo de marihuana con sistemas de iluminación LED brinda una serie de ventajas respecto a otras clases de luminarias, las cuales se detallan a continuación:

  • Mayor producción: puede llegar a ofrecer el doble de rendimiento, acercándose a los 2 gramos/vatio por metro cuadrado, en detrimento de las luces de alta presión de sodio, las cuales se aproximan a 1 gramo/vatio por metro cuadrado. Dependiendo de la planta, a niveles superiores a 600-1000 μmol / m 2 / s, la eficiencia que una planta usa la luz comienza a disminuir. Es decir, puede proporcionar a su planta más luz que esto, pero es posible que no vea un gran cambio en el resultado a menos que aplique co2. 

  • Mayor vida útil: mientras que las bombillas tradicionales de sodio suelen durar de 2 a 4 cultivos de unos 3 meses de duración, las luminarias LED pueden alcanzar hasta 11 años de actividad.

  • No desprende calor: las luces LED son frías, por lo que ofrecen mucho menos calor que las luces de alta presión de sodio, por lo que son ideales para cultivos de interior en verano o zonas calurosas. Esto también permite ahorrar en la compra de sistemas de ventilación o refrigeración. 

  • Bajo consumo: las luminarias LED consumen aproximadamente un 70% menos respecto a las luminarias tradicionales HID, por lo que se pueden considerar más eficientes, cuyo ahorro energético se verá reflejado desde el comienzo del cultivo.

  • Menor distancia: debido a la menor exposición de calor, permite acercar un poco más las luces a la canopia de las plantas sin que estas puedan sufrir quemaduras. Se recomienda una distancia de 30-40 cm con las puntas de los ejemplares en crecimiento y de 20-30 cm en floración, lo que permitirá aumentar el rendimiento de la cosecha.

  • Menor necesidad de riego y fertilizantes: al emitir menos calor, el sustrato tardará más en secarse y permanecerá húmedo, por lo que la frecuencia de riego debe ser menor para no ahogar a las plantas.

 

 

También hay inconvenientes

No obstante, no todo son ventajas con el LED, pues sus colores ofrecen una menor defensa ante diferentes tipos de plagas de insectos que pueden colonizar nuestra cosecha. Al mismo tiempo, debido a que no desprenden el mismo calor que otros sistemas, durante el invierno o en el cultivo en zonas geográficas donde el frío es predominante, será necesaria la instalación de calefacción para subir la temperatura dentro del armario o habitación. Del mismo modo, si la humedad es demasiado alta, también será conveniente utilizar un deshumidificador.

Las luces LED en cada ciclo vital de las plantas

Dependiendo del sistema de iluminación LED, el empleo de este tipo de luminarias varía respecto a los diferentes ciclos vitales de las plantas de marihuana. Al comienzo, cuando todavía son plántulas, se debe reducir la intensidad de la luz y si no es posible se debe alejar todavía un poco más. Con el paso de los días de la etapa vegetativa, se debe aumentar gradualmente la intensidad, manteniendo el fotoperiodo 18/6. 

Una vez llegue la etapa generativa, será el momento de utilizar la máxima potencia lumínica de los focos LED, momento en el que los diodos rojos se volverán tremendamente importantes para conseguir una óptima formación de flores. Existen luminarias LED que tienen modo floración, por lo que tan solo será necesario ajustarlo y seguir el fotoperiodo de 12 horas de luz y 12 de oscuridad ininterrumpidas. Si por el contrario el cultivo es de variedades autoflorecientes, el ciclo lumínico puede ser de 18 o 24 horas de luz hasta la misma cosecha, pero también es aconsejable regular la intensidad según el ciclo vital en el que se encuentren los ejemplares. 

Del mismo modo, al ser más baja la temperatura del armario o de la sala, las macetas tardarán más tiempo en evaporar el agua, por lo que la frecuencia de aplicación de la solución de riego debe ser menor. En este sentido, los cultivadores más experimentados recomiendan utilizar sustratos a base de fibra de coco, o en su defecto, que sea lo más aireado posible para evitar que las raíces se estanquen por el exceso de agua.

Por otro lado, cabe destacar que los LED son más seguros para el cultivador puesto que no emiten rayos UV ni infrarrojos, cuya exposición inadecuada puede resultar perjudicial para las plantas debido a que puede destruir su tejido radicular. En este sentido, es importante recordar que la germinación de las semillas se debe hacer a oscuras.

 

Errores comunes con luminarias LED

Como ocurre con otros productos, ya sean por ejemplo fertilizantes, estimuladores o macetas, elegir el sistema de iluminación adecuado es una tarea imprescindible para conseguir el mejor resultado posible en nuestra cosecha. En este sentido, uno de los principales errores que cometen los cultivadores menos experimentados es elegir luces LED que no se adaptan correctamente a los ciclos vitales de crecimiento y floración. 

Esta tecnología emite luces de diferentes colores, por lo que una luz de espectro rojo en la etapa vegetativa puede ser perjudicial para los ejemplares, del mismo modo que una tonalidad azul durante la fase generativa no se traducirá en una óptima floración. Por ello, es recomendable utilizar luces LED de espectro completo, las cuales emiten ambos tipos de colores, sirviendo para el ciclo vital completo de las plantas.

Del mismo modo, es sumamente importante que las luces LED que se vayan a utilizar sean de la mejor calidad posible, porque como bien apunta el refranero español, al final “lo barato puede salir caro”. Las luminarias de baja potencia no son capaces de emitir la luz que necesitan las plantas para desarrollarse de manera adecuada, además de ser peligrosas para el resto de la instalación eléctrica.

Asimismo, como se ha comentado anteriormente, las plantas que se encuentran bajo luces LED necesitan una menor cantidad de agua y fertilizantes. También es importante no acercar las luminarias más de 30-40 centímetros en crecimiento y 20-30 cm en floración de las puntas de las plantas, así como seguir el fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad en crecimiento y 12/12 en floración si se van a cultivar semillas feminizadas.