El oídio

  • El oídio es uno de los hongos más comunes en los cultivos de marihuana.
  • Si estás comenzando a dar tus primeros pasos en el autocultivo de cannabis, te recomendamos que tengas muy en cuenta las medidas para evitar que este molesto invitado se instale en tu jardín, pues si no lo previenes o lo tratas a tiempo, es muy capaz de acabar con toda, y recalcamos, TODA tu cosecha de marihuana. 
oidio5

¿Qué es el oídio?

Oídio es el nombre que recibe el hongo patógeno que ataca a las plantas de la marihuana (entre otras muchas especies del reino vegetal). El oídio puede afectar tanto a los cultivos de marihuana en exterior (especialmente en los meses de mayor humedad como septiembre u octubre), como a los cultivos en interior. Una vez este hongo ha penetrado en la flor del cannabis, esta queda inservible para su consumo, ya que puede causar serios problemas de salud, especialmente en los pulmones. Tanto es así que Incluso la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU ha advertido sobre los riesgos para el aparato respiratorio que este hongo puede causar, especialmente aquellas que ya sufren alguna enfermedad pulmonar, o a aquellas con un sistema inmunológico debilitado.

¿Cómo detectar el oídio?

El oído atraviesa diferentes fases y es fácil de reconocer, pues se manifiesta como una especie de polvo blanquecino. Este es el proceso habitual de la infección por oídio en las plantas de marihuana:

  • Aparecen pequeñas manchas de polvo de un color blanco translúcido (parecido a harina espolvoreada) en la parte superior de las hojas, normalmente en las zonas bajas de las plantas.
  • El color de las manchas de polvo se vuelve de un blanco más intenso y se agranda su diámetro.
  • El polvo alcanza los tallos y el cogollo. Una vez las esporas de este hongo han colonizado la flor de la marihuana, esta deja de ser apta para su consumo, por tanto llegados a esta fase puede que debas desechar parte o toda tu cosecha.

Para tratar con eficacia el oídio, es muy importante detectarlo en una fase temprana, estar atento cuando aparecen los primeros síntomas, puede marcar la diferencia entre un tratamiento eficaz o una cosecha malograda. Cuánto más tiempo pase desde el inicio de la infección, más extendido estará este hongo por todo el cultivo y mayor será la dificultad para erradicarlo.

¿Cómo prevenir el oídio?

Para evitar tener malas experiencias con este hongo, lo mejor que puedes hacer es prevenir su aparición, para ello te recomendamos que tomes una serie de medidas:

Si tu cultivo de marihuana es en interior…

  • Si tu cultivo de marihuana es en interior, intenta que la humedad relativa se mantenga entre el, 40% y el 60%.

  • Asegúrate de que el sistema de renovación del aire funciona correctamente. En especial, observa si la extracción durante las horas en las que los focos están apagados es la adecuada para evitar que se produzca condensación en el ambiente por la transpiración de las plantas. También es importante que el aire no esté estancado, en ese sentido los ventiladores son una buena solución.
  • Si ya has sufrido oídio más veces te recomendamos realizar una poda, cuanto más frondosas sean las plantas, más zonas sombrías se crearán en las partes bajas favoreciendo las humedades y la falta de ventilación.

Si tu cultivo de marihuana es en exterior…

  • Si tu cultivo de marihuana es en exterior ten en cuenta que los meses de primavera y otoño es cuando más peligro hay de que aparezca este hongo, procura estar alerta y extremar las precauciones.
  • Deshazte de aquellas hojas que se hayan secado, tanto si caen al suelo como si aún están prendidas del tallo.
  • Mantén limpio tu cultivo.
  • Evita que tus plantas estén situadas en zonas sombrías.
  • Deja espacio entre plantas, no las coloques demasiado juntas para que pueda circular el aire entre ellas. Si las plantas son demasiado frondosas, haz una poda.

¿Cómo tratar o prevenir el oídio con fungicidas biológicos?

Como siempre, para evitar que aparezcan hongos que pueden malograr tu cosecha el mejor método es la prevención. A continuación te detallamos una serie de fungicidas de origen biológico que pueden ayudarte a prevenir y tratar el oídio.

  • Cola de Caballo: esta planta se utiliza tanto para prevenir como para combatir diversos hongos en los cultivos de marihuana y otros vegetales. Su alto contenido en sílice y una saponina tóxica para los hongos llamada Equisetonina, la convierten en un gran aliado para los cannabicultores.

Método de preparación: mete un atado de cola de caballo en una cazuela con un litro de agua y déjalo en remojo en un lugar fresco durante 12 horas. Transcurrido este tiempo, ponlo a calentar a fuego lento durante 15 minutos, retíralo del fuego y cuela el líquido. Una vez frío ya puedes utilizarlo, la dosis adecuada es de una taza de este preparado por cada tres de agua, pulveriza las hojas con este preparado una vez a la semana a modo preventivo y cada dos días como tratamiento.

  • Propóleo: un fungicida biológico que fabrican las abejas con la finalidad de proteger la colmena de bacterias, virus y hongos. Lo encontrarás en cualquier grow shop online y también en tiendas y se puede aplicar en cualquier fase del ciclo vital de la marihuana.
  • Trichoderma harzianum: este hongo antagonista inoculado en la tierra utilizada para la siembra, ayuda a prevenir la aparición del oídio.
  • Fungicidas biológicos: en el mercado existen diferentes productos efectivos para tratar el oídio como por ejemplo Oidioprot.

Si el oídio aparece durante la floración…Aquí tienes diferentes remedios para combatirlo

  • Pulveriza agua con PH alto (8- 8.5), repite la aplicación cada 3-4 días.
  • Pulveriza una solución de agua con leche (90% agua y 10% leche).
  • También es muy efectivo pulverizar una mezcla de agua con un chorro de agua oxigenada.
  • Ionizador: instalar este aparato doméstico destinado a la limpieza y purificación del aire en tu cuarto de cultivo puede ayudarte a prevenir la aparición y el desarrollo del oídio.

Preventivos biológicos

Preventivos químicos

Tratamientos biológicos

  • Propolix Cinam
  • Cola de caballo Neudorf
  • Amanitha
  • Muskaria (Fungi Killer)

Tratamientos químicos