A menudo el pH en el medio de cultivo es causa de deficiencia de un nutriente. El pH óptimo es el que se encuentra entre 5,2 y 6,2.